“Pasa la vida, pasa la vida… y no has notado que has vivido cuando pasa la vida…”

Puede que, como dice la canción, no notes que has vivido, aunque tu piel si ve paso del tiempo…; lo que quizá no sabes es que el paso del tiempo sólo supone un 20% del envejecimiento de nuestra piel, siendo el otro 80% debido a las agresiones externas como el sol y la polución.

5 Famosos edificios en Nueva York que no puedes perderte 

El sol proporciona múltiples beneficios: es fuente de vida y energía, regulador del sueño, antidepresivo, disminuye la tensión arterial, es responsable de sintetizar el 80% de la vitamina D a través de nuestra piel, pero también es responsable de daños en nuestra piel y en el ADN; es responsable del bronceado, que no es más que una agresión de la piel, aunque en nuestra sociedad lo veamos como un signo de belleza, solo es un mecanismo de defensa.

Las diferentes radiaciones que nos llegan son de todos conocidas, UVA, UVB, IR, pero… repasemos un poco…

 

UVB y UVA son radiaciones de longitud de onda corta, son más energéticas y penetran menos en la piel, pero hacen más daño a la misma.

Las UVB van de los 390-320 nm y son las responsables de los síntomas agudos: de las quemaduras, el bronceado y la síntesis de Vitamina D (tener en cuenta los tiempos de exposición). Es la responsable del Cáncer de piel. Responde a su acrónimo en inglés de “BURN”, quemadura y la UVA a “AGE”, edad.

 

La UVA tiene una longitud de onda que va de 420-400 nm y penetra más a nivel de dermis; es la responsable de los léntigos, melasmas, del engrosamiento de la piel, fotoalergias, y es la principal causa de la formación de radicales libres.

 

El IR es una radiación menos energética, pero con mayor longitud de onda, por lo que penetra más; su efecto térmico se aprovecha a veces de forma terapéutica y también tiene su parte negativa, provocando envejecimiento termal, elastosis, con degradación de fibras de colágeno y elastina.

 

Por último, la Luz Visible, de la que últimamente se habla mucho. Tiene una longitud de onda que va de 400-760 nm y es “todo lo que vemos”.

Dentro de ella encontramos la luz azul que provoca híper pigmentación que persisten más que las provocadas por los UVA y que afectan más a los fototipos más oscuros, los que van del 3 al 6, aumenta la híper pigmentación post inflamatoria (cicatrices, actos estéticos) , forma radicales libres y estrés oxidativo y es la responsable de alterar los ritmos circadianos, por lo que no se recomienda usar las pantallas de móviles u otros dispositivos antes de dormir, ya que puede retrasar el sueño hasta en una hora y alterar la calidad del mismo. ¿No te pasa que a veces te levantas cansado, como si no hubieras dormido?.

 

 

Está claro que debemos fotoprotegernos y tenemos varias formas de hacerlo.

En primer lugar nos encontramos con la foto protección natural que aporta nuestro tipo de piel, aunque es insuficiente, hasta en los fototipos oscuros que también se queman y varía de unas zonas a otras de nuestro cuerpo.

                               

Física: uso de gorros y sombreros, sombra y sombrillas, ropa, gafas de sol… 

Oral: Actúa como complemento a la tópica y son complementos en los que se utilizan antioxidantes, extractos vegetales, flavonoides, que aumentan nuestro sistema de defensa natural. 

Tópica:  Fundamental

Vamos a centrarnos en la FOTOPROTECCION TÓPICA.

 

Existen diferentes tipos de filtros:

Los FILTROS FÍSICOS o INORGÁNICOS son aquellos que evitan que penetre la radiación, reflejándola. Son los que, cosméticamente, menos nos gustan, ya que dan ese aspecto blanquecino a la piel, pero son filtros muy estables y con una elevada capacidad de filtración.

Los FILTROS QUÍMICOS u ORGÁNICOS, son aquellos que absorben la energía con mayor selectividad; hay filtros UVA, UVB o mixtos, dependiendo de que absorban más de una franja de radiación.

Los FILTROS BIOLÓGICOS no son filtros como tal, ya que no limitan la cantidad de radiación que nos llega, si no que contrarrestan los efectos que se producen en nuestro organismo por la radiación.

 

Lo ideal es que se produzca una filtración continua desde los 280-370 nm y para ello es necesario una combinación de los distintos tipos de filtros.

No existe un sistema capaz de retener el 100% de la radiación, por lo que no se puede hablar de “pantalla total”.

 

                                 Compra SkinCeuticals Ultra Facial Defense SPF 50 online -DosFarma

 

SPF: Indica la protección frente a los UVB

         Se mide por el método colipa e indica la capacidad de protección frente al eritema.

         Puede ser baja, media, alta, muy alta

 

 

UVA: Se valoran mediante el PPD o método de pigmentación permanente, que mide la cantidad de rayos UVA necesarios para producir la primera reacción de pigmentación permanente.

 

Se establece una relación entre UVB/UVA. Una relación menor o igual a 3, ofrece un sistema filtrante equilibrado.

 

Hoy os quiero presentar un producto que se engloba en un nuevo concepto, la FOTOCORRECCIÓN.

                                                    ADVANCED BRIGHTENING UV DEFENSE SUNSCREEN SPF50 | SkinCeuticals

Se trata de ADVANCE BRIGHTENING UV DEFENSE SPF50 de Skinceuticals.

 

Engloba filtros solares de última generación con lo último en principios activos de corrección a concentraciones elevadas.

  1. Trata las manchas
  2. Protege frente al daño producido por los UVB y UVA
  3. Proporciona una protección de amplio espectro.

Combina un 1% de ácido tranexámico, “number one” en híper pigmentación, que se puede usar durante todo el año y que no produce efectos secundarios

Un 2% de niacinamida que incrementa los efectos del ácido tranexámico.

11% de filtros orgánicos de última generación

0,75% de mica, que refleja la luz, dando luminosidad a la piel y ese aspecto de “buena cara” que todas buscamos.

Tiene una textura sedosa, que se extiende muy bien.

 

Y hasta aquí este post.

Espero que os haya gustado

Sigue nuestras cuentas de Instagram @farmaciamargarita y @margacskincare y pregúntanos tus dudas a través de ellas o en el mail margaritacabrera@farmaciamargarita.com

 

Gracias.